5 causas de ansiedad por separación en los gatos siameses

5 causas de ansiedad por separación en los gatos siameses

Los gatos siameses, superamigables y muy sociables, son una gran incorporación a su familia. Es una de las pocas razas de gatos inteligentes que disfrutan pasando tiempo con los humanos. De hecho, su gato siamés se nutre de las aventuras al aire libre y de la interacción humana. Y cuando el gato no quiere ninguna actividad al aire libre, todo lo que necesita es pasar un rato en el regazo de su dueño. ¿Pero qué ocurre si no está en casa la mayor parte del tiempo? ¿O cuando está en casa pero no está disponible para su mascota? En ese caso, su gato siamés puede experimentar ansiedad por separación.

Hay varias causas de la ansiedad por separación, que van desde el estrés y la ansiedad hasta los problemas de rutina, la falta de estimulación y la falta de luz diurna. Pero lo mejor es que usted puede controlar la ansiedad por separación en su gato siamés. Todo lo que tiene que hacer es averiguar la posible causa de la ansiedad por separación y encontrar la forma de atajarla. Y al tratar de entender mejor la ansiedad por separación en los gatos siameses, debemos empezar por saber qué es la ansiedad por separación y los signos comunes de la ansiedad por separación en los gatos siameses.

¿Qué es la ansiedad por separación en los gatos siameses?

La ansiedad por separación es un comportamiento muy común reconocido entre los perros, pero algunas razas de gatos también son propensas a la ansiedad por separación. Y los gatos siameses son una de ellas. Los gatos siameses pueden considerarse criaturas independientes que pueden mantenerse ocupadas todo el día. Sin embargo, son una raza de gatos muy social. Además, les encanta la interacción humana y prefieren establecer un vínculo profundo, especialmente con sus dueños. También es posible que su gato siamés establezca un vínculo profundo con otros animales.

Aunque la mayoría de los padres de mascotas disfrutan de este apego y vínculo con su gato siamés, poco se dan cuenta de que el apego puede resultar excesivo. Y cuando la persona o el animal preferido de su gato siamés no está cerca durante algún tiempo, puede empezar a mostrar signos y síntomas de ansiedad por separación.

Signos y síntomas de ansiedad por separación

No siempre es fácil descubrir la ansiedad por separación en los gatos siameses, pero pueden mostrar algunos signos y síntomas que le darán una idea de que su gato siamés puede estar experimentando ansiedad por separación. Algunos de los signos y síntomas pueden ser

Orinar fuera de la caja de arena

Quizás el signo más común de ansiedad por separación que puede mostrar su gato siamés es ensuciar la casa. Por lo general, su objetivo son las pertenencias de su dueño, como su cama u otros muebles. Mientras que el exceso de orina puede indicar ciertas condiciones médicas, como la diabetes o las infecciones del tracto urinario, la ansiedad por separación puede ser una de las posibles razones.

Apego excesivo

Aunque los gatos siameses suelen preferir estar cerca de sus dueños y otros miembros de la familia, si su gato es extra pegajoso la mayor parte del tiempo, podría ser una posible indicación de ansiedad por separación.

Retraimiento social

Aunque los gatos siameses suelen expresar su alegría cuando se reúnen con sus dueños después del trabajo, si sus gatos siameses parecen evitarle o esconderse en lugar de saludarle, podría ser un posible indicio de ansiedad por separación.

Aseo excesivo

Cuando su gato siamés experimenta ansiedad por separación, es habitual que se entregue a comportamientos como el aseo o el lamido excesivos. Como resultado, pueden dañar su pelaje, especialmente alrededor de la parte baja de la espalda, el abdomen, los muslos y las patas delanteras. Sin embargo, la pérdida de pelo también puede ser un posible indicio de alergias alimentarias o ambientales. Por ello, es importante que hable con su veterinario al respecto.

Pérdida de apetito

Otro posible signo de ansiedad por separación que puede mostrar su gato es la pérdida de apetito. Su gato puede negarse a comer, especialmente cuando el propietario intenta alimentarlo.

Vómitos y diarrea

Algunos de los signos clásicos de estrés en sus gatos siameses son los vómitos y la diarrea. Sin embargo, también pueden ser un indicador de algunas enfermedades físicas.

Otros problemas de comportamiento

Aparte del aferramiento excesivo, si su gato siamés está demostrando un comportamiento destructivo, como arañar las puertas o golpear los alféizares de las ventanas, entonces existe la posibilidad de que su gato siamés pueda estar sufriendo ansiedad por separación.

Como padre de una mascota, debe recordar que algunos de los signos y síntomas de la ansiedad por separación se solapan con los signos de otras condiciones de salud y comportamiento. Por lo tanto, si nota alguno de los signos anteriores, es mejor que consulte a su veterinario antes de determinar que su gato siamés está experimentando ansiedad por separación.

Causas de la ansiedad por separación en los gatos siameses

Ahora que ya conoce algunos de los signos y síntomas que muestra su gato siamés cuando experimenta ansiedad por separación, he aquí algunas de las causas de la ansiedad por separación en los gatos siameses.

#1. Ansiedad y depresión

Al igual que los humanos, su felino también tiende a sentirse triste o deprimido. Los gatos siameses son propensos a la depresión porque son una raza inteligente que se nutre de la interacción con los humanos y otros animales. Cuando les falta la conexión humana o la interacción con otros animales, desarrollan una depresión, que conduce a la ansiedad por separación.

¿Cómo gestionarla?

Identificar la depresión en los gatos siameses puede ser difícil, pero una vez que su veterinario descarte todas las posibles condiciones médicas o enfermedades, puede sugerirle que pase más tiempo con su mascota. En los casos en los que su atención a su mascota no sea suficiente, y su gato siamés siga luchando contra la depresión y la ansiedad, su veterinario puede prescribirle medicamentos contra la ansiedad que pueden ser de ayuda para su gato.

#2. Hormonas relacionadas con el estrés

El estrés no es algo que sólo experimentan los humanos. Afecta a todos los seres vivos, incluido su felino. Las hormonas relacionadas con el estrés pueden ser las culpables de desencadenar la ansiedad por separación en su gato siamés. Si nota que su gato siamés está estresado o empieza a ponerse ansioso en cuanto usted se dispone a salir de casa, las hormonas relacionadas con el estrés pueden ser la causa de la ansiedad por separación.

Debido a la liberación excesiva de la hormona del estrés en el cuerpo del gato, puede encontrar a su gato siamés con un malestar estomacal que se traduce en vómitos y diarrea. Además, los niveles excesivos de estrés pueden hacer que su gato siamés haga pis y caca en la casa en lugar de en su caja de arena.

¿Cómo gestionarlo?

Si las hormonas relacionadas con el estrés son las que están causando la ansiedad por separación en su gato siamés, tendrá que trabajar en la gestión de la fuente de estrés. Si lo que desencadena el estrés es su salida de casa, intente realizar diferentes tareas en distintos órdenes, de modo que a su gato le resulte difícil formar una correlación entre ciertas tareas que indican que usted está preparado para salir de casa.

Además, haga que su llegada a casa sea menos emocionante también. Y mientras estés fuera, asegúrate de que tu felino esté rodeado de sus objetos favoritos. También puede probar a utilizar difusores para gatos que pueden calmar instantáneamente a su gato siamés.

#3. Separación temprana de la familia

Otra posible causa de ansiedad por separación en su gato siamés es el destete temprano y la separación del gato de su familia. Cuando los gatitos siameses son separados de su madre y hermanos a una edad muy temprana, pierden la conexión emocional con su familia, lo que acaba provocando el síndrome de ansiedad por separación.

¿Cómo gestionarlo?

Aunque es algo que a menudo escapa a tu control, cuando consigas un gato siamés, asegúrate de que pase unas ocho semanas con su familia antes de adoptarlo.

Desgraciadamente, hay poco que puedas hacer por los gatitos que se quedan huérfanos, excepto quererlos y pasar más tiempo con ellos.

#4. Falta de estimulación

Los gatos siameses son una raza inteligente que necesita estimulación constante. Un entorno carente de estímulos puede provocar depresión y ansiedad en su felino, lo que se refleja en la ansiedad por separación.

¿Cómo gestionarlo?

Para que el entorno sea más acogedor y atractivo para sus gatos siameses, es importante invertir en juguetes que puedan mantener a su mascota ocupada mientras usted no está. Además, también es importante que mantenga las ventanas y las cortinas abiertas para que su gato pueda disfrutar del mundo exterior. Sin embargo, asegúrese de tomar las medidas de seguridad adecuadas al dejar las ventanas abiertas.

#5. El horario de verano

Puede resultar sorprendente, pero el horario de verano también puede ser una causa potencial de ansiedad por separación en los gatos siameses. Independientemente de si su gato pasa más tiempo en el interior o en el exterior, la luz solar desempeña un papel importante en la determinación de su horario. Además, los gatos se sienten naturalmente atraídos por la luz del sol, por lo que cuando hay un cambio de hora, se produce estrés y confusión en su gato siamés, lo que acaba reflejándose en forma de ansiedad por separación.

¿Cómo gestionarlo?

La ansiedad por separación derivada del cambio de hora acaba por calmarse por sí sola a medida que el reloj interno del gato se adapta al nuevo horario.

Palabras finales

Desde el estrés hasta el destete precoz, pasando por la falta de estimulación y el cambio de hora, existen varias causas de ansiedad por separación en los gatos siameses. Una vez que identifique los síntomas y descarte otras posibles condiciones médicas que causen estos signos, podrá controlar la ansiedad por separación de su gato. Sólo hace falta un poco más de esfuerzo por su parte. En la mayoría de los casos, la ansiedad por separación leve desaparece sin ningún tratamiento. Sin embargo, en algunos casos, su gato siamés puede necesitar una intervención médica.