Qué tener en cuenta al dejar salir a su gato siamés

Qué tener en cuenta al dejar salir a su gato siamés

Asociados originalmente a la realeza en Tailandia, los gatos siameses son conocidos por su aspecto singularmente impresionante. A diferencia de muchas otras razas de gatos, estas criaturas leales y enérgicas requieren muchos cuidados especiales. Aunque el mundo exterior tiene mucho que ofrecer a estos gatos, a menudo está cargado de peligros. Desde coches hasta ladrones, pasando por pulgas y otros gatos, los gatos siameses están expuestos a un sinfín de riesgos potenciales en la calle. Dependiendo de la zona en la que viva, su querido felino puede sufrir un accidente, ser robado o verse envuelto en una pelea con otro gato o animal. Al mismo tiempo, los gatos siameses también pueden beneficiarse de la estimulación natural que les ofrece el exterior.

Dicho esto, hay muchos factores que entran en juego cuando se piensa en dejar a su gato siamés en el exterior.

Lo que debe saber sobre los gatos siameses

Los gatos siameses son gatos de interior que están destinados a vivir en hogares. Las razas tienen la capacidad de criar gatos con las cualidades que quieren fomentar. Aunque puede llevar muchos años, con el tiempo, los criadores consiguen criar con éxito ciertas cualidades en algunos gatos.

Los gatos siameses se encontraron por primera vez hace siglos en Tailandia. Con el paso de los años, la mayoría de las características salvajes de esta raza han desaparecido. Ahora se han convertido en una raza especializada que se busca por sus llamativos ojos azules y sus cuerpos elegantes con un pelaje fino y brillante. Después de tantos años de cría para conseguir rasgos domésticos, estos felinos simplemente tienen dificultades para sobrevivir en el exterior por sí solos.

¿Puede un gato siamés salir a la calle?

La mayoría de los propietarios de gatos obtienen su siamés de un criador. Si se adquiere uno como bebé, no debe dejarse en el exterior hasta que reciba todas las vacunas obligatorias. Un gatito siamés también debe tener un contacto e interacción limitados con otros gatos y animales.

Admitámoslo: no es seguro dejar a un gato normal vagar libremente por el exterior, y mucho menos a uno que pertenezca a la raza siamesa. Como propietario de un gato siamés, debe encontrar la manera de satisfacer las necesidades de su felino sin ponerlo en peligro.

Debe saber dónde está su siamés en todo momento, para no tener que temer por los excesivos peligros a los que se enfrenta en el exterior, especialmente en una ciudad ajetreada. Sin embargo, si decide dejar que su siamés salga al exterior, asegúrese de tener en cuenta algunos factores.

Qué debe tener en cuenta al Dejar que su gato siamés salga al exterior

A continuación se indican algunos aspectos que debe tener en cuenta antes de dejar que su siamés salga al exterior.

El riesgo de gusanos y parásitos

Los humanos toman muchas precauciones cuando salen al exterior. Los animales, en cambio, son muy diferentes. Su gato siamés se topará con cosas potencialmente peligrosas y luego se lamerá el pelaje y las patas, arriesgándose a contraer algunas enfermedades graves.

Su siamés puede contraer parásitos al escarbar en la basura o al caminar por suelo contaminado. También es posible que ingieran comida estropeada de los cubos de basura del vecino que puede provocar gusanos en su estómago. Algunas lombrices pueden ser mortales si su gato no recibe un tratamiento a tiempo.

Mayores gastos veterinarios

Todo propietario de un gato responsable lleva a su felino a visitas regulares al veterinario. Un siamés debe recibir sus vacunas y un examen anual. Las facturas de los veterinarios pueden ser bastante elevadas, y dejar que su gato se pasee por el exterior puede aumentarlas aún más.

Por ejemplo, los gatos son criaturas territoriales que se enzarzan rápidamente en peleas al aire libre, lo que provoca la necesidad de atención de urgencia por lesiones. Además, como los gatos callejeros no están vacunados, pueden contagiar a su siamés una infección por medio de mordiscos o arañazos.

Los gatos tampoco se fijan en el tráfico, lo que puede hacer que sean atropellados por un coche, con el resultado de una discapacidad permanente o la muerte. Además, en caso de que su siamés necesite una intervención quirúrgica o una estancia prolongada en el hospital, la factura del veterinario aumentará en varios miles de dólares.

Peligros al acecho

Puede haber muchos peligros a la vuelta de la esquina para su gato, sobre todo si vive en una zona concurrida. Su siamés no sólo puede toparse con perros sueltos, sino que también puede entrar en contacto con veneno y personas desagradables.

Los perros son conocidos por perseguir a los gatos. Independientemente de lo observador e inteligente que sea su siamés, algunos perros pueden ser bastante rápidos a la hora de atacar, causando graves heridas a su felino.

Muchas personas ponen sustancias venenosas, como pesticidas e insecticidas, para mantener alejadas las plagas. Algunas personas también ponen productos químicos de jardín y veneno para ratas en sus patios, lo que puede ser un gran peligro para la salud de su gato. Además, muchas flores y arbustos de jardín, como los lirios, pueden ser tóxicos para su gato.

Los gatos que vagan libremente por el exterior también se enfrentan a la posibilidad de quedar atrapados en cobertizos y garajes sin posibilidad de escapar. Además, no puede esperar que los vecinos sean tan amables con su siamés como usted. Con tantos peligros acechando en todas partes, no hay forma de saber con certeza que su siamés permanecerá seguro al aire libre.

Peligro para su familia

Su siamés puede volver a casa después de haber estado mucho tiempo al aire libre. Aunque su mascota parezca estar bien, no hay forma segura de saber si alberga alguna enfermedad que pueda ser peligrosa para su familia. No puedes saber por dónde se pasea tu siamés cuando lo dejas al aire libre. Por lo tanto, no hay forma de saber qué está trayendo a su casa desde la calle.

Siendo la criatura cariñosa que es, su siamés probablemente se acurruca y abraza con todos los miembros de la familia. Tal vez, incluso duerman en su cama. Por mucho que limpies tu casa con regularidad, no podrás eliminar eficazmente los gérmenes que tu gato suelto está trayendo. Imagine que su siamés trae todos los gérmenes de un contenedor a su casa.

Dada su responsabilidad de mantener sana a su familia, debe vigilar a su siamés, y la mejor manera de hacerlo es mantenerlo dentro de casa.

Tenga en cuenta a sus vecinos

Puede ser descortés dejar que su gato siamés ande por todo el vecindario. Al fin y al cabo, no hay una forma segura de saber si sus vecinos son alérgicos a los gatos o no les gustan en absoluto. En el caso de que a algunos de sus vecinos les gusten los gatos, no querrán que la mascota de otra persona hurgue en su basura o merodee sin supervisión por su patio trasero.

Como los gatos siameses ansían la atención, pueden acercarse a extraños que no desean interactuar con ellos. Además, es posible que algunos de sus vecinos también tengan perros grandes, y no puede estar seguro de a qué patio entra su siamés cuando vaga por el exterior. En palabras sencillas, sus vecinos no deberían preocuparse por tener que lidiar con la mascota de otra persona.

Enfrentándose a peleas

En algún momento, probablemente haya escuchado lamentos de gatos callejeros durante la noche. Eso es porque los gatos se meten en peleas muy rápidamente. Los gatos siameses son territoriales, lo que puede hacer que se peleen con cualquier animal que entre en su patio. Es probable que ni siquiera se dé cuenta de la pelea hasta que su gato esté herido o desaparezca. Es más, es probable que su gato ni siquiera sobreviva si se pelea con un gato más grande o con un perro.

Estas peleas pueden ser bastante peligrosas y tal vez incluso poner en peligro la vida, ya que pueden provocar lesiones graves, infecciones y cicatrices. Su siamés puede incluso volverse más temeroso y difícil de manejar debido al trauma sufrido por una pelea.

La amenaza de perderse o ser robado

Los gatos siameses tienen una naturaleza inquisitiva y aventurera que les anima a vagar libremente por el exterior. Sin embargo, esto es bastante amenazante, ya que los pone en riesgo de perderse o ser robados. Dado que los gatos siameses son una raza de aspecto único, con unos ojos preciosos y un pelaje impresionante, algunas personas podrían intentar robarlos y venderlos por una buena cantidad de dinero.

Opciones alternativas al aire libre para un siamés

Bueno, el aire libre no es del todo malo. El aire fresco y la luz del sol pueden ser muy beneficiosos para su felino, ya que le ayudan a evitar la depresión y le dan una sensación de satisfacción general. Sin embargo, no tiene que dejar a su gato solo en el exterior. En su lugar, debes crear un espacio seguro para él.

Si vives en un apartamento, asegura el balcón instalando puertas para bebés en las rejas y cubriendo la zona abierta con una red. Si vive en una casa, su siamés disfrutará de un recinto exterior. Las terrazas y los porches cerrados también son zonas estupendas para que su siamés juegue.

Para terminar

Los gatos siameses son mascotas muy leales, cariñosas y juguetonas que se convertirán rápidamente en lo más destacado de su hogar. Estas mascotas altamente inteligentes y energéticas pueden ser grandes compañeros, siempre que recuerde que fueron criados como gatos de interior. Como padre de un gato siamés, debe comprometerse a protegerlo de los peligros que acechan en el exterior, especialmente en las ciudades y zonas de gran afluencia de público.

Dejar que su gato siamés salga al exterior sin vigilancia puede exponerlo a un sinfín de peligros potenciales que pueden hacer que su felino se lastime, enferme, sea robado o incluso muera si entra en el lugar equivocado. Si insiste en criar un gato que pueda adaptarse tanto al interior como al exterior, esta no es la raza adecuada para usted. Este gato de diseño debe mantenerse seguro y sano dentro de la comodidad de su hogar.